¿Cómo sacarle los gases a un recién nacido? Aprende los mejores trucos

La mayoría de los padres, sobre todo los primerizos, desconocemos cuál es la forma correcta para sacarle los gases a un recién nacido. Para evitar que tu hijo sufra de cólicos, gases benignos o malestares estomacales que le producen irritabilidad, dolor e incomodidad que terminan en un llanto casi incontrolable y retorcijones, el día de hoy te traemos este increíble artículo donde aprenderás los mejores trucos y consejos para sacarle los gases a tu bebé y evitar que ambos pasen por un mal rato a causa de la desinformación.

Cómo aliviar los gases a tu bebé

Para poder comprender a la perfección cada uno de los consejos y aplicarlos de la mejor manera, es importante que conozcamos la causa de por qué los bebés se llenan tanto de gases, en comparación con los adultos. Esto se debe a que los recién nacidos toman leche materna directamente del pecho de su madre o de un biberón, el cual debe succionar para poder recibir el alimento.

Ahora bien, cada vez que produce la succión, además de recibir la leche también tragan aire. Después de que todo el aire entra al cuerpo del bebé, no encuentra cómo salir y se almacena en el sistema digestivo del pequeño, ocasionando las tan temidas molestias estomacales. En este punto, es donde entramos los padres, cuya tarea será ayudar a nuestro hijo a liberar todo el aire que puedo haber consumido. Gracias a su corta edad, todavía no conocen muy bien el cómo alimentarse, por lo que es común que los más pequeños sean los más propensos a llenarse de gases.

Cómo sacar los gases a tu bebé

Conoce las cinco técnicas más efectivas para sacarle los gases a un bebé

Existen varios métodos para evitar que tu bebé se llene de gases, sin embargo, no todos serán iguales de efectivos. Por ende, te traemos una lista con las técnicas más sencillas y certeras que todo padre debe probar.

La primera se trata de ir sacándole los gases mientras que está comiendo y no necesariamente esperar a que termine de comer para hacerlo. Cuando los recién nacidos se empiezan a llenar de aire, se les nota la incomodidad o molestia en el rostro, por lo que podemos deducir rápidamente si es el momento de aplicar este método o no. Solo tendremos que amamantar al bebé, parar cuando notemos un desagrado por parte del niño, sacarle los gases con cuidado y seguir alimentándolo, ¡así de sencillo!

Como segunda alternativa tenemos darle masajes en su barriguita para que los gases salgan; es una de las formas más delicadas y funcionales. Solo tenemos que acostar al recién nacido en una superficie plana como una cama o un mesón y empezar a dar mansajes circulares, en sentido de las agujas del reloj, por todo su abdomen y sin ejercer presión. Es recomendable que nos coloquemos un poco de aceite tibio en las manos para mejorar el deslizamiento por la piel y conseguir un mejor efecto.

Trucos para sacar los gases a un bebé

En el tercer lugar de la lista tenemos el aplicar calor para eliminar la presencia de gases y aliviar los dolores producidos por los mismos. Necesitaremos una almohadilla térmica especial para bebé, o, en su defecto, una toalla tibia, la cual colocaremos encima de la barriguita de nuestro hijo para posteriormente envolverla con nuestras manos o con una manta para evitar que el calor se disipa con rapidez. Se caracteriza por el gran efecto analgésico que les proporciona.

Continuamos con el cuatro lugar donde vamos a encontrar a los productos para los gases de bebés, los que encontramos en cualquier farmacia y no serán dañinos para el bebé, siempre y cuando se utilicen conscientemente. También se puede optar por las infusiones de productos naturales o por los productos homeopáticos.

Seguimos con una opción super sencilla, la cual se denomina posición de bicicleta. Para llevar a cabo solo tendremos que posicionar al recién nacido en una cama, acostado boca arriba, levantando sus piernas. Después comenzaremos a moverlas simulando que esté pedaleando una bicicleta para que pueda soltar los gases. Es muy importante que coloques su cabeza de lado para evitar que se ahogue en caso de regurgitar.

Eliminar los gases de un bebé

Para finalizar, cerraremos con una de las técnicas más conocidas por todo el mundo: colocar al bebé en una postura específica y realizar palmadita suaves, sin duda es una de las elecciones más acertadas ya que nos garantiza un proceso fácil y efectivo. En todos los casos es recomendable colocar una toalla debajo del bebé para mayor comodidad de ambas partes. Dentro de las posiciones, vamos a encontrar muchas, como, por ejemplo:

  • Sobre el pecho: colócate al recién nacido sobre el pecho, con su cuerpo erguido y su cabeza descansando sobre tu hombro. Después otorga unas leves palmadas en su espalda para que salga el aire.
  • Boca abajo: coloca al niño en la extensión de tu brazo con su cara mirando hacia el piso, su cabeza debe descansar en tu mano y se debe encontrar más elevada que el resto del cuerpo (ligeramente). Proporciona palmaditas en la espalda.
  • Sobre las piernas: el recién nacido debe encontrarse descansando en el regazo de una de tus dos piernas, para después recibir unas palmaditas en la espalda.

Es muy sencilla sacarle los gases a un recién nacido, solo debes probar los diversos métodos para saber cuál le sienta mejor a tu hijo. Debes realizarlo con calma, cariño y amor, recordando que el niño acaba de comer y los movimientos brucos pueden producir el vómito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad