Cómo dar el biberón a un recién nacido

Como padres primerizos siempre será ideal conocer y tener a la mano la asesoría o información precisa que permita que cualquier momento junto a todo bebé sea más llevadero y agradable.

Cada nueva experiencia deberá disfrutarse al máximo, por lo que hacer las cosas bien siempre será la mejor manera de aprender a ser padres y en tal sentido, aprender cómo y cuándo hacer o no algo, como por ejemplo el saber cómo dar el biberón a un recién nacido.

Cómo dar el biberón a un recién nacido

Barriguita llena, bebé contento

La alimentación de todo recién nacido goza de gran importancia, ya que durante los primeros meses de vida y formación del mismo, el bebé deberá recibir los nutrientes y vitaminas suficientes para que su crecimiento y desarrollo sea el mejor.

Las tomas deberán respetarse y llevarse a cabo de manera organizada si lo que se quiere es que el pequeño se alimente bien, y pueda pasar el día adecuadamente, sin inconvenientes ni incidentes repentinos.

El bebé deberá comer cuando tenga hambre, pues educando así al pequeño es que a futuro se evitará que el mismo sufra de problemas asociados a la sensación de llenura, haciéndole por ende luego, difícil identificar en que punto ya sació  su hambre.

Ya que en ocasiones, y debido al descontrol en las tomas, el poco tiempo que se le dedique a la misma, e incluso la mala postura en la que se ponga al bebé a la hora de tomar leche materna o biberón,  es que el recién nacido podría sufrir algún incidente o malestar.

Por lo que saber cómo colocar al bebé, durante la toma ya sea del biberón o del pecho materno, influirá en gran medida en la comodidad que el pequeño sienta en dicho momento, lo que luego asociará a tal hábito cada vez.

Lo que permitirá que cada toma vaya siendo más fácil de llevar a cabo, no sólo logrando la saciedad del recién nacido, sino su asertiva nutrición.

Como madre o persona responsable del proceso de cuidado y atención, será menester contar con información valiosa y oportuna, al momento en el que surja alguna duda o inquietud respecto a cómo y cuándo alimentar al bebé.

Son muchas las madres que optan por el uso del biberón para la toma, ya sea de leche de fórmula o leche materna extraída con anterioridad, por lo que aprender cuál es la posición o técnica más orgánica y cómoda para el bebé respecto al uso del biberón, será en toda regla súper importante.

Colocar en una posición errónea al bebé mientras toma el biberón podría traer como consecuencia incidentes, tales como el ahogo del mismo, no reconocimiento de la saciedad por parte del bebé, o en todo caso muchos gases o incomodidad durante la digestión.

Colocar al pequeño verticalmente durante la toma del biberón ayudará a que el mismo se sienta más dueño de sus movimientos y capaz de manifestar su deseo o no de seguir con la ingesta de leche.

Ahora bien, si se trata de un recién nacido lo más recomendable será la lactancia hasta al menos los primeros meses de vida, de no ser posible dicho objetivo debido a motivos de fuerza mayor o hechos sobre venidos, tanto la madre o el responsable de dar el tetero al bebé tendrá que asesorarse con el pediatra, respecto a cual será la oposición más adecuada para tal fin a tan temprana edad.

Dejar al pequeño sólo o recostado sobre almohadas durante la toma con biberón en todo momento será un gran error, ya que sólo siendo paciente y asertivo es que se logrará hacer las cosas bien, sin posibles peligros.

Asimismo se deberá procurar la compra o uso de biberones que no sean invasivos o poco recomendables para el bebé durante su proceso de formación y crecimiento, debido pues a la forma  o tamaño de la boquilla.

Por lo que la asesoría médica y la información siempre serán una opción idónea para dar con los ejemplares más adecuados para cada caso y bebé en cuestión.

La relación calidad-precio respecto a los biberones no siempre suele ser correlativa, por lo que hacer dicha elección en base a las características fisiológicas del bebé y las necesidades que presente el mismo, será lo mejor.

Lactancia materna vs leche de fórmula

Bien es sabido que aunque la leche de fórmula pretende ofrecerle al bebé las vitaminas necesarias para su óptimo desarrollo, la leche materna de por sí, contiene tanto proteínas, carbohidratos y lactosa que por mucho, aportan más al bebé a nivel calórico y de nutrientes.

Por lo que la lactancia siempre será necesaria en todo momento, de hecho en la actualidad existen maneras y técnicas para extraer y conservar la leche materna, debido a su importancia; para facilitar la toma de la misma mediante biberones, al no poder la madre, por distintas razones dar pecho en todo momento directamente  al bebé.

Sin embargo, si la opción que más se adapta a sus posibilidades y forma de vida es la de la leche de formula, será igualmente recomendable optar por biberones cómodos y fáciles de usar, para evitar que así el bebé se sienta en todo caso fuera de lugar, o que al mismo se le dificulte la ingesta de la leche.

Recomendaciones a tomar en cuenta :

  • El lavado oportuno del biberón, evitará problemas aunados a baterías y virus.

El mantener todos y cada uno de los accesorios del bebé, de uso diario correctamente limpios, evitará la aparición imprevista de problemas que deban su origen  la suciedad.

  • La leche que se dará con el biberón deberá ser calentada mediante procesos que eviten el riesgo del bebé a sufrir quemaduras en la boca, por lo que el uso de temperaturas muy elevadas o del microondas deberá evitarse a toda costa.
  • La postura de” kassing”,será siempre la más recomendable al momento de alimentar al bebé con tetero.
  • Evitar el uso del biberón durante las primeras cuatro semanas de vida será del todo ideal, a menos que por prescripción médica se amerite lo contrario, o dependiendo de patologías o problemas que den pie a su implementación.

Ir a la par de las inquietudes y exigencias que demande el bebé será la mejor manera de adaptarse a su ritmo de crecimiento y así poder darle lo que necesita en su justa medida.  

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad